Buscar

Protector de pantalla para el móvil, por qué utilizarlo, tipos y características.

Hoy en día la mayoría de nosotros tiene un teléfono móvil, y uno de los problemas que muchos de nosotros hemos sufrido alguna vez ha sido la rotura de la pantalla.

Cuidar nuestro teléfono móvil es fundamental, y uno de los componentes más vulnerables es la pantalla, de ahí la importancia de utilizar un protector de pantalla. Porque, ¿A quién no se le ha caído alguna vez su móvil al suelo? En estos casos, el menor de los males será que la pantalla sufra algún raspón, ya que podría llegar a romperse por completo. Un problema que seguro ninguno de nosotros querrá experimentar.

En este artículo veremos por qué es importante utilizar un protector de pantalla, los diferentes tipos que podemos encontrar y qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlo.

¿Por qué debo utilizar un protector para la pantalla de mi móvil?

Como es evidente, su principal uso será proteger la pantalla y así evitar que esta sufra arañazos, roturas o la acumulación de polvo. Sin embargo, utilizar un protector para la pantalla del móvil no solo nos evitará los problemas comentados anteriormente, también nos permitirá prolongar la vida útil del teléfono móvil y mantener su valor.

Destacar también la existencia de protectores antibacterianos, los cuales además de protegernos de los problemas anteriormente descritos, nos ayudarán a llevar nuestra pantalla desinfectada, gracias a su capa especial que evita el crecimiento de las bacterias responsables de las manchas y malos olores. Este tipo de protector es recomendado para aquellas personas que trabajan en hospitales, escuelas y otros lugares públicos.

Tipos de protectores de pantalla:

Elegir el tipo de protector más adecuado para tu móvil es importantísimo, ya que de él dependerá el evitar que la pantalla de tu Smartphone se rompa. A continuación te explicamos los diferentes tipos de protectores que puedes encontrar.

Protector PET

Estos protectores son los que comúnmente conocemos como de plástico, ya que están fabricados con  distintas moléculas de plástico.

Una de las ventajas de este protector con respecto al protector de cristal y otro tipos, es su bajo precio. Además, debido a su composición y adaptabilidad, será una opción a valorar si tu teléfono móvil tiene una pantalla curva.

Es importante destacar que su protección será mínima, debido a su composición, por lo que nos protegerá fundamentalmente de arañazos.

Protector de pantalla TPU 

Estos protectores están hechos de materiales grasos y plástico y se conocen generalmente como protectores de gel o hidrogel. Uno de sus puntos fuertes es su flexibilidad y capacidad para adaptarse a superficies curvas, por lo que si tienes un móvil de pantalla curva, puede ser una buena opción. 

En cuanto a la protección, están hechos para soportar pequeños arañazos, gracias a las características de los materiales de los cuales están hechos. 

Protector de cristal templado 

Este tipo de protector está fabricado con diferentes materiales como vidrio templado y silicio, gracias a los cuales es capaz de absorber los golpes y mantener intacta la pantalla del móvil.  

Aunque su precio es el más elevado en comparación con el resto de protectores, es actualmente sin duda el que mayor protección ofrecerá a nuestro móvil .

Desde Tribanda, os recomendamos encarecidamente utilizar un protector de pantalla para vuestro móvil y evitar así problemas mayores en el futuro.

¿Cuál os recomendamos? Teniendo en cuenta los diferentes aspectos vistos en este artículo, te recomendamos utilizar un protector de cristal templado siempre que sea posible.

Contacta con nosotros sin compromiso o ven a visitarnos a una de nuestras tiendas, nuestro personal experto estará encantado de ayudarte. 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.